Uno de estos días Pedro Sánchez decía “Todas las negociaciones que haya se harán con luz y taquígrafos”. Esta última expresión es de Antonio Maura, (1853-1925) quien resumía así su política: “Yo, para gobernar, no necesito más que luz y taquígrafos. Es decir, transparencia y dejar constancia escrita de los compromisos para que no sea posible soslayar su cumplimiento.”

De ahí la expresión “luz y taquígrafos”, utilizada por los políticos cuando quieren dar a entender que sus acciones serán transparentes. Pedro Sánchez utilizó también en la comparecencia que menciono el término ‘transparencia’, un equivalente más moderno, y muy manoseado ya, al “luz y taquígrafos” de Maura.

No sé yo si queremos, a estas alturas de la película, conocer más de cerca el fiasco y la frustración que están suponiendo la incapacidad de nuestros políticos de llegar a un acuerdo que nos permita tener un Gobierno. Al menos yo estoy ya a punto de pedir que paren el mundo, que me bajo.