Tanto la RAE (Real Academia Española) como la Fundéu (Fundación del Español Urgente) tienen sendos departamentos que se dedican a responder las preguntas que se les formulan. Recientemente tuve la oportunidad de escuchar a representantes de ambas instituciones y me sorprendió saber que la mayoría de las dudas que les llegan las responden en el día.

La RAE llega a recibir una media de 290 preguntas diarias. No hacen deberes (sí, yo también me quedé con esa cara), no responden etimologías, solo consultas de tipo lingüístico, es decir, ortográficas, morfológicas, sintácticas y léxicas. Las preguntas se les pueden hacer llegar a ambas instituciones, tanto a través de un cuestionario que tienen en su página web, como a través de Twitter.

Por supuesto el tema que más consultas, o casi mejor dicho, reclamaciones ha recibido ha sido el acento perdido de solo, del que con gran sentido del humor comentaban que “en buena hora se les ocurrió a los académicos…”. Las preguntas más frecuentes giran en torno al femenino de algunos nombres como presidente u obispo y la pregunta más extraña que les ha llegado ha sido: “¿El sol es tangible?”, a la que respondieron con un algo así como “quizás no somos los indicados para contestar esa pregunta”. Tienen algunos asiduos como el presidente de una asociación de jugadores de Scrabble que hace muchas preguntas acerca del plural de algunos nombres. Curioso, ¿verdad? Anímense, si tienen alguna duda lingüística, ya saben dónde resolverla.