Los términos ingleses penetran en nuestra lengua como agua de lluvia, pero a veces su significado termina embarrado, nos queda borroso. Si oímos o leemos de alguien que es un nerd probablemente pensemos en una persona rarita, pero sin más matices. Por eso es bueno que John William Wilkinson, inglés de pura cepa, nos lo explique con detalle:

“Los términos geek y nerd son primos hermanos, pero con algunas diferencias.

Los geeks se pirran por los adelantos tecnológicos y suelen ser unos inadaptados en sociedad. Bien, pues lo mismo se podría decir de los nerds. Pero a diferencia de los geeks, que son amantes de la cultura pop, los nerds rechazan las modas y las marcas. Por lo general, o son obesos o extremadamente delgados, llevan gafas y ropa de otra época. Fuera de sus obsesiones intelectuales o esotéricas, hay poco que les interese. Los más precoces tienen la desgracia de ser el blanco del bullying más atroz.

De hecho, podríamos afirmar que todo nerd es un geek, pero no todo geek es un nerd; y es precisamente gracias a estos que tenemos calculadoras, ordenadores, videojuegos, etc.”

John William Wilkinson: De Hipster a Hacker