En un banco (de finanzas, no de los de sentarse) cuyo nombre me alegra no recordar, vi un cartel con este eslogan: “Cuentas con mucho color” y me encantó, porque no es que sea una de esas frases publicitarias con doble sentido, es que así a bote pronto, le encontré cuatro significados distintos. Podría referirse a que cuentas las cosas con mucho color, o a las cuentas de un collar, o a contar (tener) con mucho color o, incluso, a una cuenta bancaria, que, sí, es a lo que se refería el eslogan.

Teniendo en cuenta la mala imagen que de un tiempo a esta parte se han ganado las entidades financieras, me sabe mal, pero he de reconocer que me encantó que el cartelito de marras me tuviera un buen rato buscando significados diferentes. Chapeau para los responsables de marketing del banco sin nombre.

¿Encuentran algún otro significado?